7 de agosto de 2010

Los planes nunca salen bien

He tenido un maldito Junio movidito, trabajando en la cocina hasta las 10 de la noche, todos los días sin tener uno libre, de modo que no me ha permitido realizar todo lo que tenía planificado en el taller, en mi empresa, no se dan cuenta de el daño sicológico que me provoca no poder tocar el barro ni un solo día, esta es la imagen que tenía en mi tiempo de descanso entre preparar la comida y la cena, de modo que la depresión estaba asegurada.
















Ahora ya por fin vuelvo a tener libre las tardes, aunque los sábados y domingos también trabajo, pero bueno, me conformo.  La cuestión es que me encontré en el taller mirando como una tonta, todo lo que tenía que esmaltar, y no sabía por donde empezar.
 Eso es lo que pasa cuando se te acumulan las piezas bizcochadas, de modo que me puse manos a la obra y ya estoy otra vez como un zombi, esperando a ver que sale del horno, aunque esta vez es gres y porcelana y eso siempre me ha dado mejores resultados que el barro de baja temperatura, espero poder sacarlo del horno mañana, pero con el calor tan horrible que hace, no creo que pueda hasta el lunes.Espero que salga todo mas o menos bien, pues son tenmokús, chun y cristalizaciones.(ya pondré los resultados)

Como siempre, la carga del horno un problema, sobre todo con esmalte, puesto que no se pueden tocar las piezas unas a otras, pero después de toda una tarde, parece que conseguí meter bastantesTambién estoy haciendo mi página Web, y eso si que es trabajo, así que ya no sé de donde sacar el tiempo, espero que algún alma caritativa dé su opinión de como está quedando la maldita página http://www.dalmiramarin.com/




No hay comentarios:

Publicar un comentario