18 de agosto de 2010

RETOMANDO CHUN, CRISTALES, OIL SPOT, ETC. BACK TO (CHUN, GLAZE, OIL SPOT, ETC)

Botella se soja, esmalte  Tenmoku (Oil spot)
 Hola de nuevo, hace días que dejé a medias las fotos de la apertura del horno, intentaré retomar el hilo.

Lo cierto es que estoy preparando mi página web, y me está llevando mucho tiempo, pero bueno, mi consuelo es ver que soy capaz de hacerla sola y me está empezando a gustar, es un poco vicio, me dan las dos de la mañana y solo duermo 4 horas diarias, pero luego después de ver el trabajo merece la pena.

Estoy muy contenta con mi última hornada, puesto que los resultados fueron todos justo lo que quería, y eso es raro en cerámica, puesto que por mucho que se calcule la fórmula de un esmalte influye mucho la temperatura, el enfriamiento, etc.

Cristalizaciones de cobalto
La suerte fue que hizo mucho calor y el enfriamiento fue muy lento, de modo que salieron esos preciosos cristales de cobalto azul oscuro, también cambié la fórmula un poquito, por ejemplo, antes ponía carbonato de cobalto en esta fórmula, y ahora lo reemplacé por oxido de cobalto, por supuesto fue espectacular el cambio, siempre he preferido el óxido al carbonato, crea muchos mas efectos y eso es justo lo que siempre busco cuando hago los esmaltes. Si llego a saber como iba a quedar hubiera metido mas piezas, quiero probar con otros óxidos para ver que ocurre. Esperemos que tenga la misma suerte y se den las mismas condiciones ambientales.



Chun y tenmokú
Las pruebas de Chun y Oil spot ( gota de aceite o mancha de aceite), salieron como yo quería, y algunas piezas salieron francamente bonitas. Algún día empezaré a poner en el blog recetas de mis esmaltes, aunque no soy muy partidaria, puesto que no solo se necesita la fórmula, sino que coincidan los mismo factores, tipo del horno, temperatura, enfriamiento, etc. Incluso el tipo de barro es importante,( porcelana, gres, refractario, chamotado, etc.) yo con el mismo esmalte según el tipo de barro que utilice, consigo colores y texturas, que no tienen nada que ver el uno con el otro, pero bueno, quizás como base alguien lo puede utilizar.

Sigo esperando comentarios en el blog, cualquier comentario me haría muy feliz.
Taza de gres con esmalte Chun sobre Ternmoku


7 de agosto de 2010

Los planes nunca salen bien

He tenido un maldito Junio movidito, trabajando en la cocina hasta las 10 de la noche, todos los días sin tener uno libre, de modo que no me ha permitido realizar todo lo que tenía planificado en el taller, en mi empresa, no se dan cuenta de el daño sicológico que me provoca no poder tocar el barro ni un solo día, esta es la imagen que tenía en mi tiempo de descanso entre preparar la comida y la cena, de modo que la depresión estaba asegurada.
















Ahora ya por fin vuelvo a tener libre las tardes, aunque los sábados y domingos también trabajo, pero bueno, me conformo.  La cuestión es que me encontré en el taller mirando como una tonta, todo lo que tenía que esmaltar, y no sabía por donde empezar.
 Eso es lo que pasa cuando se te acumulan las piezas bizcochadas, de modo que me puse manos a la obra y ya estoy otra vez como un zombi, esperando a ver que sale del horno, aunque esta vez es gres y porcelana y eso siempre me ha dado mejores resultados que el barro de baja temperatura, espero poder sacarlo del horno mañana, pero con el calor tan horrible que hace, no creo que pueda hasta el lunes.Espero que salga todo mas o menos bien, pues son tenmokús, chun y cristalizaciones.(ya pondré los resultados)

Como siempre, la carga del horno un problema, sobre todo con esmalte, puesto que no se pueden tocar las piezas unas a otras, pero después de toda una tarde, parece que conseguí meter bastantesTambién estoy haciendo mi página Web, y eso si que es trabajo, así que ya no sé de donde sacar el tiempo, espero que algún alma caritativa dé su opinión de como está quedando la maldita página http://www.dalmiramarin.com/




11 de julio de 2010

APERTURA DE EL HORNO, O LOS EXPERIMENTOS CON GASEOSA, JA!

Es complicado escribir mientras tu país se está jugando la Copa del Mundo, pero no puedo ver el partido, estoy de los nervios, de todas formas lo estoy oyendo y tengo el estómago en un puño.

Ya saqué las cosas de el horno, con sorpresas agradables y desagradables, no me acuerdo quién dijo sabiamente que los experimentos mejor se hacían con gaseosa, pues eso me ha pasado a mí. Con toda la prisa que tenía, no se me ocurre otra cosa que probar una receta de un esmalte de Cooper de baja temperatura, y además en un montón de piezas y el resultado ha sido espectacular, todo el esmalte esparcido por las placas y las piezas para tirarlas, no sé que pudo pasar, pero lo seguí al pié de la letra, en fin, con los errores se aprende, pero lo cierto es que de este, poco voy a aprender porque era una receta que no era mía, y en teoría se supone que está más que probada.
La receta en cuestión era la siguiente:
De el libro de Enmanuel Cooper MANUAL DE BARNICES CERAMICOS, receta nº 10 cono 04
Colemanita 75%
Feldespato 15%
Arcilla de bolas (Ball clay) 10 %

Dice:
Barniz transparente, que da un color blanco azulado cuando se aplica en capas gruesas.
Con la adición de un 10 % de óxido de Estaño, un 4% de óxido de hierro y un 4% de manganeso , se obtiene una coloración negra, con un moteado de color crema tipo hongo.
(Pues en las fotos se puede ver que ni tipo hongo ni nada de nada), está claro que lo mío no es ni el manganeso, ni copiar recetas, a ver si aprendo de una vez por todas.



De todas formas, hoy no era mi día.
Estas tazas me las cargué mientas las ponía engobe, cuando uno empieza mal, mejor es que lo deje para otro día.

10 de julio de 2010

CARGANDO

Toda una tarde cargando el horno para bizcochar, al final entraron bastantes cosas, pero admiro a las personas que cargan su horno en un momento.


Ayer esmalté todo lo que pude, y ahora estoy como un zombie esperando a que el maldito horno se enfríe, para poder sacar las piezas, y con este maldito calor que hace en Madrid, tarda mucho en enfriarse. Nunca tuve demasiada paciencia en la vida, pero lo cierto es que la cerámica te enseña a tenerla.

Ya no sé como organizarme, mis comederos de perros, y mis juegos de té, cada vez se venden mejor, pero con esta falta de tiempo, tengo que pensar como aprovecharlo, porque si no perderé las ventas. Cada vez se me hace mas cuesta arriba tener que trabajar en algo que no sea barro, pero por ahora no queda más remedio. Cada vez que pienso en que hay pueblos en los que se pierde el oficio de alfarero, porque no hay quien quiera seguir, y yo aquí en Madrid soñando con vivir en un pueblo con una huertita y un tallercito de alfarería, me entra una tremenda depresión. A veces, estoy tardes enteras buscando en la red, alguien que venda su vieja alfarería, por no poder atenderla, pero nunca encuentro nada, así que, alguien en un pueblo perdido cerrando su taller y yo aquí buscando...

Madrid! Que asco de ciudad, siempre corriendo, una hora para llegar al trabajo, otra larga para volver, si vas en coche atasco de tráfico, si vas en transporte público, además de esperar, tendrás que ir apretada entre toda la gente. Todavía no sé como hay gente que quiere venir aquí a vivir, aquí no se vive, aquí se hacen oposiciones para sufrir un infarto.